4 nov. 2014

Mañana de noviembre



Mientras me dispongo a escribir este artículo  el ambiente esta propicio para el mismo, es una mañana un poco fría porque está lloviendo, estoy escuchando a Montaner y al escribir tengo un té a mi lado. Con  esta atmosfera, les hablare de algo que ha estado rondando mi cabeza hace varios días.
 Somos tan vulnerable, tan sensibles y muchas veces no creemos invencibles, súper héroes. En este momento de mi vida he estado tan estresada que mi cuerpo ha reaccionado y es porque fuimos diseñados así, cuando algo no está andado bien tu cuerpo reacciona. Hoy tengo un puesto un holters, para los que no saben acá la definición: Se denomina Holter a una prueba diagnóstica que consiste en la monitorización ambulatoria del registro electrocardiográfico por un tiempo prolongado, habitualmente unas veinticuatro horas, en una persona que está en movimiento.
El constante estrés me ha dado taquicardia y como buen ser humano que soy, esto me ha puesto a pensar mucho, porque vamos tan deprisa por la vida, porque decirle que si a cosas que no podemos hacer, porque no disfrutar las pequeñas cosas, porque complacer a los demás…
 Sé que la generación “Y” vamos a toda prisa por el mundo queriendo hacer las cosas rápido, buscando resultados instantáneos pero lamentablemente la vida no es así, todo es un proceso y si no seguimos el curso de la misma podríamos enfermar e incluso morir, porque la frustración y el constante estrés pueden matarte. Así que hoy te exhorto a que viva el aquí y ahora, los que me conocen sabes que soy muy de Yolo, pero parece que  me había olvidado de ello y estaba viviendo como que soy eterna aquí en la tierra.
Haz solo lo que puedas no te cargues con cosas que sabes no podrás hacer, no se trata de complacer a las personas, si no de vivir de manera sana porque el hacer lo que no puede no es nada sano. Que tengan un bonito resto del día y si les gusto esta reflexión no olviden compartirlo en sus redes. xoxo